Piratas del Basket

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home ACB DOS CARAS DE KYLE SINGLER

DOS CARAS DE KYLE SINGLER

E-mail
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

A pesar de ser todo un nº 33 del draft de la NBA, antes de comenzar la liga Endesa, pocos se imaginaban el enorme impacto que el alero estadounidense Kyle Singler (1988) iba a causar en su equipo, el Lucentum Alicante, y en el baloncesto español, en general, en su primer año como jugador profesional de baloncesto.

 

A pesar de ser todo un nº 33 del draft de la NBA, antes de comenzar la liga Endesa, pocos se imaginaban el enorme impacto que el alero estadounidense Kyle Singler (1988) iba a causar en su equipo, el Lucentum Alicante, y en el baloncesto español, en general, en su primer año como jugador profesional de baloncesto.

Procedente de la famosa Universidad de Duke, donde jugó cuatro temporadas con los Blue Devils (en la 2010 se hizo con el entorchado de la NCAA y alcanzó el reconocimiento al mejor jugador del torneo) consiguiendo promedios de 16.2 puntos, 6.8 rebotes y 2 asistencias por encuentro, Kyle Singler es un alero de 2.03 metros de estatura que se caracteriza por su buen conocimiento del juego y su capacidad para hacer diferentes cosas sobre la cancha más que por la espectacularidad de sus acciones.

Con motivo del lockout de la NBA, y ante la incertidumbre de la celebración de dicha competición, el pelirrojo, elegido por los Detroit Pistons en el sorteo universitario, escogió España para seguir madurando como deportista de élite. Su destino, el modesto Lucentum Alicante.

 

 

Cara A. LUCENTUM AlICANTE, SINGLER SOLISTA:

Su debut en liga Endesa fue impactante. En su primer partido, el jugador de Medford fue designado MVP con una actuación impresionante: 23 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 7 faltas recibidas para un total de 32 puntos de valoración ACB.

En la orquesta del Lucentum Alicante, Kyle Singler mostraba sus dotes como solista estelar. Siempre la primera opción en ataque (promedió 11 tiros de campo intentados por encuentro, 7.5 tiros de dos y 3.5 triples), el alero norteamericano aportaba anotación desde el exterior y desde posiciones interiores con porcentajes notables, siendo una amenaza constante para las defensas rivales y provocando infinidad de faltas personales a sus defensores.

Por supuesto que ayudaba también en otras facetas del juego, si bien lo que llamaba atención de prensa y aficionados era su facilidad para ver aro y acabar los partidos con dobles dígitos en su casillero.

En sus diez encuentros con la camiseta del Lucentum, Singler obtuvo los siguientes promedios: 31.3 minutos, 14.4 puntos, 3.4 rebotes, 0.9 asistencias, 1.1 recuperaciones, 4.3 faltas recibidas, 46.7% de acierto en tiros de 2 puntos, 40% en triples, 74.4% en tiros libres, para 14.4 puntos de valoración.

Como ya he mencionado, Kyle Singler disputó las diez primeras jornadas de liga ACB en el club alicantino. Diez partidos en los que su equipo consiguió siete victorias (70%) por sólo tres derrotas, todo un éxito, ya que el Lucentum ocupaba la 5ª posición en la clasificación, con muchas opciones para disputar la Copa del Rey.

El Lucentum se mostraba como un equipo muy sólido y equilibrado, con el propio Singler, Ivanov y Llompart como primeros espadas. En esas diez primeras jornadas, el equipo alicantino anotaba una media de 71.4 puntos por encuentro, mientras que encajaba 72.3 puntos cada choque.

Pero, ¿cómo afectó al Lucentum Alicante la marcha de Kyle Singler? ¿Quién ha tomado el relevo anotador?

Desde su marcha, el equipo lleva un balance negativo de ocho victorias (47.1%) y nueve derrotas, para un total de quince partidos ganados (55.6%) y doce perdidos. Tras 27 jornadas ligueras (recordemos que el Lucentum Alicante tiene pendiente su partido contra el Asefa Estudiantes), y olvidado hace semanas el objetivo de la permanencia, los lucentinos ocupan un meritorio 7º puesto en la tabla clasificatoria, lo que hace que el play-off sea algo más que un sueño.

El potencial ofensivo del Lucentum se ha visto mermado notablemente, aspecto que se observa con claridad si nos fijamos en la media de anotación. En las 17 jornadas que ha disputado el Lucentum Alicante sin Kyle Singler, el conjunto promedia únicamente 67.1 puntos anotados por partido, 4.3 puntos menos que en las primeras 10 jornadas de competición.

Parece que tras la salida de Singler, ningún jugador ha sido capaz de tomar el relevo en la faceta anotadora. En la siguiente tabla apreciaremos la evolución anotadora de los jugadores más utilizados del equipo:

Jugador

Jornadas 1-10

Jornadas 11-28

Diferencia

Ivanov

12.3 p.p.p

13.1 p.p.p.

+ 0.8

Llompart

8.7 p.p.p

8.4 p.p.p

- 0.3

Dewar

8.5 p.p.p.

9.3 p.p.p.

+ 0.8

Barnes

7.8 p.p.p.

8.1 p.p.p.

+ 0.3

Luz

6.6 p.p.p.

4.9 p.p.p.

- 1.5

Stojic

4.2 p.p.p.

4.4 p.p.p.

+ 0.2

Kone

3.6 p.p.p.

4.5 p.p.p.

+ 0.9

Singler

14.4 p.p.p.

x

- 14.4

Hazell

6.8 p.p.p

x

- 6.8

Ellis

4.3 p.p.p.

11.2 p.p.p.

+ 6.9

Rautins

x

7.3 p.p.p.

+7.3

Si aceptamos que Andy Rautins recaló en Alicante como especialista en el tiro desde más allá de la línea de 6.75 (y para reforzar puntualmente la posición de base ante la lesión de Rafa luz), ocupando el lugar del cortado Jeremy Hazell, podemos aseverar que sólo Ty Ellis ha mejorado sustancialmente sus números desde la marcha de Singler, si bien el jugador con pasaporte georgiano sólo coincidió con el americano en tres jornadas ligueras, cuando aún se encontraba en período de adaptación a la ciudad y al club. Pero Ellis es un jugador veterano y cumplidor, no una referencia ofensiva regular para un equipo con aspiraciones.

Ante esta pérdida de pólvora en la vanguardia, los pupilos de Txus Vidorreta han tenido que ponerse el cuchillo entre los dientes y apurar sus opciones basando sus posibilidades de victoria en una defensa aún más intensa. En los partidos sin el alero americano, el conjunto mediterráneo ha conseguido  rebajar ligeramente la cifra de puntos encajados situándola en una media de 69.5 puntos por choque, 2.8 puntos menos por partido.

 

 

Cara B. REAL MADRID, SINGLER CORISTA:

Llegó el mes de diciembre y con él el final del lockout de la NBA. Las estrellas de “la mejor liga del mundo” que habían arribado a la máxima competición española de baloncesto hacían sus maletas y ponían rumbo a tierras norteamericanas. ¿Todos? Todos excepto uno, el protagonista de este artículo. Kyle Singler, haciendo gala de una sensatez y una madurez inusitada, desoía los cantos de sirena que le llegaban desde el otro lado del Atlántico y posponía su aterrizaje en la NBA, para continuar con su progresión y enfrentarse a los mejores jugadores y equipos de Europa en la Euroliga, ya bajo la disciplina del Real Madrid.

El histórico equipo de la capital de España había puesto sus ojos en el jugador pelirrojo para reforzar su juego exterior tras la salida de Rudy Fernández, camino de Dallas. Hasta ese momento, el Real Madrid llevaba un récord de nueve victorias y una única derrota (90% de victorias).

Algunos intuían en Singler un sustituto de Rudy. Veían un jugador capaz de anotar y de liderar el ataque del Real Madrid, como había hecho anteriormente en las filas de los Blue Devils y más recientemente en el Lucentum Alicante. Se equivocaban. Pasaban por alto que el Real Madrid, este año, y más tras la marcha de Rudy Fernández (finalizó su estancia en el club blanco con promediando 16.1 puntos por partido), es un equipo coral con variedad de recursos que se nutre de la aportación ofensiva de todos sus jugadores: Carroll (11.2 puntos por partido), Llull (10.1 p.p.p.), Mirotic (8.9 p.p.p.), Felipe Reyes (8.6 p.p.p.)… y el siguiente de la lista ya es Singler.

Singler ha disputado ya 18 partidos con la camiseta blanca del Real Madrid. Sus números, a continuación: 19.7 minutos, 7.9 puntos, 2.3 rebotes, 0.9 asistencias, 0.6 recuperaciones, 2 faltas recibidas, 57.7% de acierto en tiros de 2 puntos, 39.5% en triples, 75% en tiros libres, para 6.1 puntos de valoración por partido.

Varios aspectos llaman la atención en esta estadística. En primer lugar, el número de minutos de los que disfruta. En Alicante, Singler era un jugador imprescindible, un jugador sin competencia en su puesto de alero alto, lo que le llevaba a disputar una media de más de 31 minutos por encuentro. En la disciplina del Real Madrid, con la competencia de jugadores de la talla de Carlos Suárez, Pocius o Carroll, debe ganarse cada minuto de juego en el parqué. No alcanza los 20 minutos de media, y no creo que nadie dude de su entrega y actitud.

Un segundo aspecto que llama poderosamente la atención en los números del alero de Medford es el descenso en su producción anotadora. En el Real Madrid es el quinto jugador en anotación con 7.9 puntos de media, superado por Carroll, Llull, Mirotic y el capitán Felipe Reyes, muy lejos de los 14.4 puntos que atesoraba en Alicante, donde era el estilete ofensivo. Esta diferencia no debe achacarse a los porcentajes (ha mejorado de manera considerable su acierto en lanzamientos de dos puntos) sino más bien al reparto más equitativo de minutos y lanzamientos en el club de la capital. Singler promedia seis tiros de campo intentados por encuentro (3.9 tiros de dos y 2.1 triples), muy lejos de los once lanzamientos de los que disponía cuando defendía los colores del Lucentum.

En cuanto a los resultados conseguidos por el Real Madrid desde la llegada de Singler, decir que en los dieciocho partidos de  liga ACB que ha disputado el ex de Duke en el Real Madrid, el club madrileño sólo ha conseguido la victoria en dos tercios (66.7% de victorias): se ha llevado doce victorias y ha cosechado seis derrotas., muy por debajo del 90% de victorias que atesoraba el club hasta la llegada del alero americano. El balance total del Real Madrid es de veintiún partidos ganados (75%) y siete perdidos.

¿Es Singler el culpable de este empeoramiento en los resultados colectivos? Sinceramente, creo que no. Multitud de factores pueden explicar este bajón, comenzando por el éxodo de Rudy e Ibaka, pasando por el calendario de partidos, la falta de definición de los roles de determinados jugadores de la plantilla, el impacto de otras competiciones como la Copa del Rey y la Euroliga (en forma de cansancio o de relajamiento), etc. Sin olvidarnos de la pérdida de frescura en el estilo de juego del equipo de Laso, para el que muchos oponentes parecen haber hallado su particular kriptonita.

¿Hizo bien el Real Madrid pagando la cláusula de rescisión del alero estadounidense? ¿Debería intentar renovar su contrato de cara a la próxima temporada?

Kyle Singler, ¿clásico anotador americano o sacrificado jugador de equipo?, ¿líder en la cancha o jugador de calidad sobrada dedicado al trabajo sucio?, ¿especialista o “herramienta multiusos”?, ¿solista en una pequeña banda o corista en una orquesta de lujo? En apenas 30 partidos hemos observado dos caras bien distintas del pelirrojo alero de Medford. En este artículo he presentado los datos. Ahora es tu turno: ¿a qué Singler prefieres? Como siempre, estaré encantado de intercambiar pareceres con vosotros en Twitter en mi cuenta @CMirasAvalos. Habilitaremos dos hastags para ello: #Singlersolista y #Singlercorista. Os espero.


Última actualización el Jueves, 12 de Abril de 2012 11:17  

Comentarios  

 
+6 #1 Daniel Mérida 12-04-2012 11:25
Yo me quedó sencillamente con Kyle Singler.
Esta temporada ha demostrado que sirve para cualquiera de los dos roles. Tiene mucho baloncesto en las venas y ha demostrado ser muy inteligente al venirse a Europa a mejorar su técnica-táctica antes de dar el salto a la NBA.
En Málaga, lo vi en directo con Real Madrid y me pareció un espectacular jugador, con un gran abanico de movimientos. Será un jugador determinante, si no, al tiempo...
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar